sábado, 2 de abril de 2011

Para elegir y comer pescado...

 
En pocos días son las elecciones peruanas. Hay cinco candidatos con opciones para pasar a la segunda vuelta, y creo que hay que votar responsablemente, no por odio ni por miedo ni por moda sino por quien creemos que lo hará mejor, o, al menos, menos peor. Para mí, los tres ejes binarios centrales a tomar en cuenta son izquierda / derecha, conservadurismo / progresismo y autoritarismo / antiautoritarismo. Aquí los exploro un poquito, a ver si a alguien le sirve de algo.
     
Izquierda o Derecha
Es fácil reconocer que Humala es un candidato de izquierda y Kuczynski uno de derecha. Mientras Humala cree en el rol del Estado, Kuczynski le apuesta al mercado. Sin embargo, el actual discurso y plan de gobierno de Humala, se acercan más a la izquierda de los Kirchner y Correa que a la de Chávez o Lula, padrinos suyos, según sus detractores. Kuczynski, en cambio, sí aparece en la derecha radical. Además de haber sido donante de las candidaturas de Bush padre y Bush hijo, apoyando el lado más conservador del partido republicano estadounidense, cree como buen discípulo de Milton Friedman, en la reducción del Estado a favor del libre mercado, en la privatización radical y en la reducción de impuestos. Muy cerca de Kuczynski está Keiko Fujimori, que cree en las mismas cosas, pero con base populista. Todavía en la derecha pero bastante más al centro está Toledo, que ya tuvo un gobierno de centro derecha (con una política económica muy de derecha y políticas sociales de centro y a veces centro izquierda), y que ahora, según su discurso y su plan de gobierno, sería un poco más de centro pero también un poco más populista que el anterior. Castañeda es, para mí, el más imprevisible de los cinco. Su plan de gobierno es bastante populista y es el único que no plantea ninguna reforma al modelo, lo que lo sitúa en una derecha muy similar a la del actual gobierno.

Conservadurismo o Progresismo
Aunque en otros países la derecha suele ser conservadora y la izquierda progresista, en el Perú (como siempre) la cosa es más compleja. Hay una tendencia general al conservadurismo, pero también es posible una derecha y una izquierda medianamente progresistas.
Aquí, la más conservadora parece ser, de lejos, Keiko. Se muestra a favor de la pena de muerte, en contra de las uniones homosexuales y la legalización del aborto, a favor de la restitución del servicio militar obligatorio, y en contra del respeto de los derechos humanos a los delincuentes. Castañeda, Humala y Kuczynski se ubican más o menos en la misma posición intermedia entre conservadurismo y progresismo. Castañeda está a favor de las uniones civiles homosexuales y en contra de la pena de muerte pero en contra también de la descriminalización del aborto. Kuczynski coincide con él, aunque tiene una posición más ambigua frente al aborto, y Humala coincide con Kuczynski pero cree en la restitución del servicio militar. Toledo, en cambio, se muestra más progresista que todos los anteriores, se opone a la pena de muerte, se muestra a favor de las uniones civiles homosexuales, se muestra más abierto que sus contendores a la descriminalización del aborto y a la legalización de la marihuana, y se opone al servicio militar, entre otras posiciones.

Autoritarismo o antiautoritarismo
Debido a su pasado militar y a sus propuestas en las elecciones pasadas, Humala parece el candidato más autoritario. Hasta ahora, se ha defendido aduciendo que lo que quiere es poner orden y autoridad, pero que eso no es lo mismo que autoritarismo. Los antecedentes en la historia política peruana y continental, sin embargo, hasta ahora no son capaces de mostrarnos la diferencia. En este tema, Keiko ocupa una posición muy cercana a la de Humala y con los mismos argumentos. Defiende la "autoridad" que impuso el gobierno de su padre, y aunque se presenta mucho más suave que éste, su defensa de la pena de muerte, de la restitución del servicio obligatorio y su oposición al respeto de los derechos humanos de los delincuentes, grafican su tendencia. Castañeda es, otra vez, el más impredecible, aunque su gobierno municipal fue bastante autoritario y su forma de declarar a la prensa, así como su natural resistencia al diálogo, sugieren también tendencias autoritarias. Kuczynski y Toledo, en cambio, se presentan como los más abiertos al diálogo. De hecho, esta apertura democrática casi le cuesta la gobernabilidad al periodo anterior de Toledo.

Así, una revisión general de lo que -para mí- son los ejes centrales para entender la posición real de los candidatos, nos arrojan estos miniperfiles que resumo así (en orden alfabético): 
Castañeda: derecha populista, posición intermedia entre conservador y progresista, medianamente autoritario.  
Fujimori: extrema derecha y populista, muy conservadora, autoritaria.  
Humala: izquierda, posición intermedia entre conservador y progresista, autoritario. 
Kuczynski: extrema derecha, posición intermedia entre conservador y progresista, abierto al diálogo. 
Toledo: centro derecha, progresista y abierto al diálogo.  

Ahora, usted decida y luego no diga que no le avisamos.