martes, 30 de abril de 2013

Tornato

Un recuerdo extraño que tengo de infancia es haber oído a alguien decir "sono tornato" y entender que esa persona decía de sí mismo que era un tornado. Así era mi comprensión del italiano a cierta edad. Quizá por eso la idea misma del retorno me ha mareado, sobrepasado siempre. ¿Es retornar hacerse uno un poco un tornado? Según Clarice Lispector en la vida no hay vuelta atrás, no se retorna nunca. Se intenta siempre volver a la zona de comfort, pero el resultado es siempre el tornado. Quizá también pueda mirarse el retorno desde la idea misma de las vueltas que da el tornado, de todo lo que mueve, revuelve, altera... y quizá todo eso no sea del todo malo. Quizá retornar (o intentarlo) es siempre una forma de irse a Oz.

Así que acá estoy.
Tornato.
Tornado.
En Oz.

Para servirlo.