lunes, 19 de agosto de 2013

no queda más que viento

Después de un largo tiempo vuelvo a oír este tema que me hizo (obvio) recordar a Spinetta, al amor y a la vida. Temazo. Alguna vez me llenó de tristeza, hoy, en el fondo, me llena de luz y de alegría.



1 comentario:

Sandro Aguilar dijo...

Un bolerista cubano lo dijo así también: "Viví sin conocerte, puedo vivir sin ti". De seguir así, llevaríamos más canciones por el despecho, pero ahora no se trata de eso. Con el tiempo uno también va perdiendo sus referentes, van quedando antiguos y acaso de un sorprendente candor que te prende esa luz que ahora es tu luna llena. Cuando oigo a algunos músicos argentinos -que a ambos nos gustan-, siento que me despido con alegría de una antigua novia en la puerta de su casa. Esta mujer, hoy, ya no tiene un rostro: tiene un conglomerado de situaciones que me hacen acariciarla como si fuese una niña.